lunes, 20 de octubre de 2008

Biocombustibles bueno para el ambiente, malo para los consumidores de alimentos.

La reducción de la oferta de petróleo (8) y los consecuentes incrementos en los precios de los refinados, ha hecho que los países pongan sus ojos en otras fuentes de energía, algunos en energías renovables como los vientos, otros las mareas y algunos mas, en este momento la mayoría los han puesto en el uso de productos agrícolas para la producción de los llamados biocombustibles, etanol y biodisel.

La decisión en esta última dirección ha hecho que ocurra un incremento constante en el uso de productos agrícolas destinadas a la producción de biocarburantes produciendo como consecuencia el aumento de los precios de los alimentos. De manera directa y por la creciente demanda de productos agrícolas por parte de la industria productora de biocarburantes se esta produciendo como consecuencia el alza de los precios internacionales de cereales y semillas de oleaginosas, de acuerdo con un reciente informe de la Comisión Europea (1).

En función de lo anterior el portavoz especial de Naciones Unidas (ONU) para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler llama la atención sobre el riesgo de una hambruna de consecuencias mundiales provocada por la fuerte falta de alimentos al dar la voz de alerta sobre la producción masiva de biocombustibles, calificándo esta práctica como “crimen contra la humanidad”. Complementando, el funcionario dijo que la quema de estos cientos de millones de toneladas de cereales y otros productos para producir biocombustibles son un factor primordial en las fuertes alzas de los precios de los alimentos(2).

En el caso de Colombia, se definió la política para la producción sostenible de biocombustibles a traves de El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), segun la entidad con el objetivo de aprovechar las oportunidades de desarrollo económico y social que ofrece este mercado. Con base en esto se busca incrementar la producción de los cultivos con la posibilidad de ser utilizados como biocombustibles conocidos en el país y diversificar así la canasta energética. Con la politica adoptada por El Consejo Nacional de Política Económica y Social — CONPES - se busca incrementar competitivamente la producción de biocombustibles, consecuentemente generar empleo formal, al desarrollo rural y al bienestar de la población, bajo la premisa de garantizar un desempeño ambientalmente sostenible.(3)

La política que está impulsando el gobierno colombiano para producir biocombustibles“ es “decidida y agresiva”, afirma el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias Leyva, quien admite que como consecuencia de la creciente actividad en este frente económico hay un impacto negativo en el precio de los alimentos a nivel mundial, pero descarta que en Colombia se vaya a afectar la seguridad alimentaria.(4)

Esta percepción del ministro Arias contradice la versión del presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández, quien afirma que debido al cambio de destino de la tierra en Colombia se reduce el área para sembrar este cereal, por ejemplo, la siembra de cultivos de tardío rendimiento como la palma aceitera y la caña de azúcar han contribuido a disminuir el área sembrada en cereales , pero el ministro de Agricultura se niega a aceptar esa posibilidad.(5), además se evidencia el incremento del precio de la tonelada de arroz; pasó de 824.191 en 2000 a 1.820.210 en 2008, mas del 100% (6).
La afirmación de la federación estaría muy acorde con lo que sucede en USA, que en la actualidad produce la mayor cantidad de etanol en el mundo para lo que se ha destinado cerca del 30 por ciento del cinturón agrícola cerealero de la producción de maíz a transformarlo en biocombustible. Debido a esto se afirma que son ellos son los mayores responsables del incremento en los precios del maíz, encareciendo la canasta familiar y la producción de alimentos concentrados para animales en los países que son importadores netos de maíz, entre ellos Colombia que ha tenido que sufrirlo en carne propia.(7)

Surge entonces una pregunta, los paises nétamente agricolas y que aún están convencidos desde sus governantes que la producción de biocombustibles no afecta negativamente a los consumidores de alimentos, ¿debería reorientarse la política hacia la investigación de otras fuentes quizá mas limpias y renovables?
Referencias
1- EUROPEAN COMMISSION DIRECTORATE-GENERAL FOR AGRICULTURE AND RURAL DEVELOPMENT Directorate G. Economic analysis, perspectives and evaluations G.2. Economic analysis of EU agriculture. Brussels, 30 April 2007. Disponible en.http://www.biofuelstp.eu/downloads/070829_impact_assess_EU.pdf

2. Benjamín García Páez(2007) Biocombustibles. Cuartilla Gaceta de la Facultad de Economía No 14.UNAM. Disponible en:
http://www.economia.unam.mx/gaceta/pdfs/cuart14.pdf
3. Consejo de Politica Económica y Social. http://www.biodisol.com/biocombustibles/conpes-definio-politica-

4.Producir biocombustibles en Colombia no afecta la seguridad alimentaria (2007).Alma Mater Universidad de Antioquia. Disponible en:
http://www.universia.net.co/investigacion/destacado/
5. Los biocombustibles desplazan los cultivos de arroz
tomado de El Nuevo Siglo / Economia
Monday, Apr. 28, 2008 .Disponible en: http://colombia.indymedia.org/news/2008/04/85774.php
6- FEDEARROZ. Disponible en http://www.fedearroz.com.co/precios.htm
7. Juan Camilo Restrepo. La querella de los biocombustibles. Disponible en: http://www.portafolio.com.co/opinion/columnistas/j
8. Financiero. com. El retroceso del petróleo a pesar de la reducción de oferta, Disponible en: http://www.financiero.com/petroleo/el-retroceso-del-petroleo-a-pesar-reduccion-oferta.asp

No hay comentarios: